COLECTIVO

Guadalajara, Jalisco, Mexico
Somos un grupo de amigos amantes a la fotografía y a la bicicleta, de ahí el nombre de este blog. Cada domingo vamos a pedalear por diferentes rumbos de la ciudad y fuera de la misma. Hacemos tanto ciclismo de montaña, ciclismo urbano y biciturismo. Con esto queremos fomentar el uso de la bicicleta como una herramienta viable de movilidad, de salud y de diversión. ¡¡¡Animate a rodar con nosotros, saca tu bici a pasear!!! Escríbenos a camararodante@hotmail.com

jueves, 28 de enero de 2016

"Y CONQUISTÉ EL NEVADO DE COLIMA" CRÓNICA DE FERNANDO VALDEZ.


Todo comenzó con una propuesta, “Ir al Nevado”, al principio me parecía una mala idea, ya que sabía que iba ser la ruta más pesada que haya hecho anteriormente. Al principio me negué a ir, pensé en el frio, en la altimetría, lo lejos que iba a estar de casa, y que iban a ser 22 km de pura subida y muy empinada. Pasaban los días, pero aun así no quería hacer la ruta. A una semana del Reto me eche ánimos, y fui a comprar equipo que necesitaba, a partir de ese momento yo ya no podía echarme para atrás, porque el gasto ya lo había hecho.


Llego el día del Reto, y me empecé a relajar un poco. Llegamos al Floripondio (Lugar donde se estacionaron los autos) con una hora de anticipación, hacía mucho frio, pero no lo suficiente como lo esperaba, estuvimos un rato charlando con los pocos que apenas llegaron, pasaba el tiempo y llegaban cada vez más. Empezamos a bajar bicis y no me decidía que llevarme y que no, a las 7:45 gritan que vamos a arrancar y juntaron a todos para tomar la foto de arrancada.


Arrancamos cerca de las 8, como era pura subida fue como pudieran llegar hasta las Antenas, empezó la subida y todos con mucha energía empezamos a subir con paso veloz, a los 3 – 4 km yo ya me empezaba a cansar ya que estaba muy empinada la subida, me comí un chocolate para que no me fuera a dar el mal de montaña. Bajaba de la bici para poder descansar, y ya veía a varios que hacían lo mismo. Como siempre pasa, cuando el camino es de subida y es largo, todos los ciclistas automáticamente son amigos y conversan como si fueran de toda la vida, me topé con varios que les ofrecí o me ofrecieron comida y/o bebida.


En el trayecto se veía unos paisajes muy hermosos, y eso provocaba que las personas desearan tomar fotos, pero yo lo que quería era llegar hasta las Antenas, cuando me bajaba de la bici era porque iba a caminar por detenerme lo menos posible, cuando pase la primera puerta recordé que me dijeron que cuando llegas ahí ya prácticamente la armaste, pero no era cierto, después de la primera puerta aún quedan como 6 km, y ya con todo el cansancio que traes se te dificulta más, pero aun así yo quería llegar hasta arriba. Le seguí y le seguí y pase por una casa media destruida de madera y a varios ciclistas ahí, y de lejos me dijeron que ya había acabado. Me dio muchos ánimos hasta que llegue y me dijeron que para llegar hasta las Antenas aún faltaban 3 km, pero que eran los más inclinados de todo el recorrido, en ese momento era como la 1:15, me detuve a descansar y vi a un grupito que empezó a subir, entonces me decidí a acabar el recorrido, me prepare, y a acabar los 3 km.


Sin ya nada de agua ni comida pero con algo de whiskey me lo tome para agarrar valor y seguir mi camino, ya veía a varios bajando diciendo que siguiera que ya había acabado prácticamente, a medio kilómetro de distancia pude apreciar el volcán de fuego expulsando humo. Y en las meras Antenas ya veía a varios tomándose fotos, seguí y llegue a las puntas, en ese momento me sentí bien chingón por haber acabado el reto, ya eran las 2.10 y me apresure a tomar algunas fotos y me prepare para el descenso ya que iba a ser muy peligroso.


Me despedí de todos los que estaban ahí y empecé el descenso, me caí varias veces pero afortunadamente no fueran caídas muy graves dure aprox. 2:30 en toda la bajada. Llegue y el grupo selecto V-Bike de Cámara Rodante me felicito por haber cumplido el reto, pero ya quedaban muy pocos autos, ya que eran casi las 5. Con mucha hambre, nos fuimos a comer a “Mi ranchito” (Restaurante en cd. Guzmán), y así termino el viaje al Nevado.

Crónica de Fernando Valdez
Cámara Rodante

No hay comentarios:

Publicar un comentario