COLECTIVO

Guadalajara, Jalisco, Mexico
Somos un grupo de amigos amantes a la fotografía y a la bicicleta, de ahí el nombre de este blog. Cada domingo vamos a pedalear por diferentes rumbos de la ciudad y fuera de la misma. Hacemos tanto ciclismo de montaña, ciclismo urbano y biciturismo. Con esto queremos fomentar el uso de la bicicleta como una herramienta viable de movilidad, de salud y de diversión. ¡¡¡Animate a rodar con nosotros, saca tu bici a pasear!!! Escríbenos a camararodante@hotmail.com

jueves, 23 de febrero de 2017

"POR FIN RODÉ CON CÁMARA RODANTE Y EN SU ANIVERSARIO" CRÓNICA DE ADRIANA GUERRERO


Por primera vez después de varios paseos organizados por Cámara Rodante, me animé a salir a rodar con ellos.

Me animé por el hecho de hacer y conocer nuevos grupos de ciclismo, aparte la ruta me pareció interesante el hecho del paisaje agavero, cruzar el río, rodar por carretera, que es algo que me gusta mucho.

Vaya que esta rodada fue interesante desde un principio cuando solicité el apoyo del transporte hacia el lugar, por la incertidumbre de si tendrán lugar para mi. A final de cuentas, entre amigos se logró el transporte. Yo iba con nervios de poder alcanzarlos para empezar a rodar con todos y que se nos hizo un poquito tarde pero llegamos justo a tiempo.


Esta rodada fue muy divertida realmente no faltó nada. Tuvimos de todos los terrenos, paisajes muy bonitos, el clima ayudó demasiado. Hasta cercas y caminos entre matorrales nos tocó en esta aventura del noveno aniversario.


Me gustó el grupo, el apoyo que se tiene y que a pesar de que eres nuevo, te apoyan y alientan para hacer las cosas, esas porras que te animan a seguir pedaleando.


Me divertí mucho y la convivencia después de la rodada junto con el pastel, un padrisimo gesto.


Que sigan con mas años como grupo y que cada día el crecimiento sea personal y grupal.


Muchas gracias por la oportunidad de un bello domingo.

Y feliz aniversario.

Por Adríana Guerrero

miércoles, 22 de febrero de 2017

A RODAR AL MIRADOR DE TECHALUTA. DOMINGO 26 DE FEBRERO.... PARA INTERMEDIOS Y AVANZADOS... SACA TU BICI A PASEAR


Cámara Rodante te invita este Domingo 26 de Febrero a rodar hacia el Mirador de Techaluta, saliendo de Atemajac de Brizuela, en donde observaremos unos paisajes maravillosos.

La cita  7:00am Estacionamiento de Muebles Plasencia de Avenida López Mateos y Popocatepetl




La rodada es para intermedios y avanzados. Así que anímate y saca tu bici a pasear. 

Favor de confirmar su asistencia únicamente por correo a camararodante@hotmail.com para así saber realmente cuantos van a participar en esta rodada. Mencionar si tienen carro y a cuanta gente pueden llevar con todo y bici o si necesitan un aventón, favor de mencionarlo.

El guía de la rodada será Edgar Fidalgo 

Distancia aproximada: 50 Kms. 

Recorrido: Atemajac de Brizuela – Cruz del Ermitaño – Atemajac de Brizuela. Con ascensos, planos, columpios, single track, más ascensos y descensos...

Recomendaciones: AUNQUE DUELA DECIRLO, SI NO TIENES CASCO Y GUANTES, NO PODRAS UNIRTE CON NOSOTROS A LA RODADA, ES OBLIGATORIO, SIMPLEMENTE ES POR TU SEGURIDAD. *Credencial de emergencia, entra al link y sigue la instrucciones: http://camararodante.blogspot.com/2011/07/ya-esta-aqui-la-credencial-de.html *La bicicleta de montaña en buen estado, bien aceitada la cadena y bien infladas las llantas. *Cámaras de repuesto, herramienta si tienen. *Cámara fotográfica o de video. *Un par de botes de agua o de ser posible mochila de agua. *Galletas, fruta seca, fruta como manzana o plátano, semillas para el pic nic.. o en su defecto pueden llevar algún gel de carbohidratos o barra de energía. *Llevar celular. *Bloqueador, los rayos del sol quema ya demasiado y es necesario cubrinos... *Favor de ser puntual a la cita y con muchas de ganas de pedalear y de divertirse.

ATENCIÓN: CADA PARTICIPANTE EN NUESTRAS RODADAS, ES RESPONSABLE DE SU PROPIA SEGURIDAD FÍSICA, ASÍ COMO DE SU BICICLETA Y EQUIPO... TE RECOMENDAMOS QUE ANTES DE QUE ACEPTES RODAR CON NOSOTROS, TE HAGAS UN CHEQUEO MEDICO....

Gracias y nos vemos el domingo y recuerda ser puntual.
Saca tu bici a pasear.

Cámara Rodante

https://www.facebook.com/camararodante
https://twitter.com/camararodante 
https://www.instagram.com/camararodante/
http://www.youtube.com/CAMARARODANTE 
https://www.strava.com/clubs/camararodante

martes, 21 de febrero de 2017

"FE EN BICICLETA" FOTOGRAFÍA DE CARLOS IBARRA.

"Fe en bicicleta" Catedral de Guadalajara. Guadalajara, Jalisco. México.  Febrero 2017. Fotografía de Carlos Ibarra 

sábado, 18 de febrero de 2017

"CON LA LUNA A CUESTAS" CRÓNICA DE FRANCISCO AVILÉS



Con la luna a cuestas inicia el viaje, amigos, todos tenemos un reto, las horas han terminado, volveremos a pertenecer al viento.

¿Qué es lo que nos impulsa?, ¿ego?, no lo creo, va más allá de ser diferentes, ¿locura?, podría ser y entonces todos sufrimos de este mal, quizás sea el hambre de libertad o simplemente el querer saber y contestarte a ti mismo de que estas hecho.

Oxígeno, para el espíritu dicen algunos, yo lo necesito para mis pulmones.

Fueron solo dos semanas de acondicionamiento y una tercera enfermo, claro que uno duda pero simplemente encara el reto.



Comienza, todo se vuelve claro, ya dimos el primer paso, ya estamos en camino, solo queda resistir, ¿Divertido? claro que es, ¿acaso no te gusta el frío de madrugada?.

Viento en contra, solo se vence trabajando en equipo, pero, ¿conoces a quien viene a lado?, claro que no, pero estos hombres y mujeres conocen el código y la técnica, no necesitamos hablar para saber lo que estamos haciendo, Laguna de Sayula, te hemos dejado atrás.

Velocidad, justo donde todos disfrutamos, dónde nos sentimos vivos y fuertes, al paso la gravilla grita fuerte nuestros nombres, el cuerpo se funde en la bicicleta y uno se convierte en un bólido de libertad.
Vista, el sentido que se regocija y magnifica al ver las paredes de piedra y los cerros a la distancia. ¿Ya has pasado por aquí y alguna vez admiraste el color de la tierra y es matiz de la hierba saludando al viento? Creo que no, nunca se aprecia nada hasta que no ves a través de los ojos de una bicicleta. 

Nevado de Colima, nos saluda al paso, eres un reto vencido pero hoy tenemos algo más en mente; pero gracias por esa imagen, cierra tus ojos y vuelve a contemplarla, la curva de asfalto un ciclista delante de ti, cielo despejado, azul y al fondo tan imponente montaña.

Escuchas la música que te acompaña, que la noche anterior seleccionaste detalladamente, simplemente disfrutas el momento, abres tus brazos y comienzas a bailar sobre la bicicleta. Los conductores en sus autos te saludan y sonríes, estás justo donde quieres estar y haciendo lo que amas, simplemente eres totalmente libre.


Desayuno, nos hacía falta, es bueno encontrar pequeñas ciudades con riquezas culinarias en nuestro camino, un buen taco de chicharrón en salsa roja y unos buenos chilaquiles, gracias Cd. Guzmán. 

Todos, contra el viento nuevamente, ahora son unos cuantos fugados, uno a uno de peleando contra la espesura del viento, toman la carrera y hacen suyo el asfalto, devoran como manada de hienas uno a uno los kilómetros delante de ustedes, todo el grupo sonríe y gruñe ante las corrientes de viento que los hace tambalear, pero están muy atentos y ferozmente confrontan las ráfagas sin titubeos.

Ascenso, comenzamos y el sol ya nos reclama su territorio, el asfalto hierve junto con la piel expuesta, el sudor se evapora en un santiamén, pero... ¿Acaso estás sonriendo? debes estar loco para disfrutar un trago de agua caliente digno del mejor café de tu tierra.

Volteas, ves el cielo y delante de ti, esa pendiente que se pierde entre el sol, que lejos de desanimarte tu corazón se acelera, se emociona y comienza esa fuerte locomoción que hace vibrar tu cuerpo entero, tus piernas comprenden que estas hecho para esto, frenéticamente respiras el aire caliente y sin rastro de humedad, gruñes, aprietas los dientes, nada puede detenerte, nada puede robarte la gloria, rompes las fibras de tus piernas a cada movimiento como mil agujas clavándose en tus muslos y pantorrillas. ¿Crees que es suficiente dolor? entonces comprendes justo en ese momento comienzas a pedalear de verdad.

Montado, en "palancas" te balanceas al movimiento de tu escalada, aún tienes piñones disponibles y un plato pequeño queriendo entrar al juego, pero no lo haces, pues es más tu coraje y en tu mente retiembla la idea "eres ciclista de montaña". Así es como vences San Marcos, así lo haces, a tu manera, así es como te forjas.

Agua, fresca y cristalina, bebes poco a poco, esperas a que el excesivo calor se disperse, lavas tu cara, tu frente y mojas tu nuca, revives con un pequeño soplo del viento. Sin embargo aún no termina la jornada, pero estas mas cerca que nunca y ya no tienes dudas, sabes que terminarás, pues has visualizado tu llegada que por este momento solo existe en tu mente pero estas dispuesto a hacerla realidad.

Subida, ¿otra vez? te cuestionas casi al borde del enojo, pero sabes que refrescarte kilómetros atrás tenía un precio, ahora pagalo con tu sudor, la cadena se estira y chilla, te detienes a lubricarla, el sol es tan fuerte que con el polvo y viento la han dejado seca.

Recorres más y más kilómetros hacia tu objetivo, de pronto un letrero frente a ti te motiva, te da una satisfacción, has salido del estado de Jalisco, has entrado a Colima, con hambre, sed pero aún entero dispuesto a devorar cualquier comida.


En el camino encuentras a una de tus compañeras cansada y casi a punto de rendirse, simplemente haces lo que todos hacemos y han hecho con nosotros los demás ciclistas, la alientas, la esperás, platicas un poco, ofreces algo de los suministros que aún quedan, hasta que agarra su "segundo aire" y nuevamente ves en su rostro la determinación de hacer esto, ¿cómo puedes regocijarte en estas condiciones? piensas, esto no es para cualquiera, esto es nuestro mundo, esto es sólo para ciclistas. Hemos parado en Colima.

Comes, grandes cantidades de carbohidratos, recuperas algo de lo perdido, aún falta la tercera parte, esto se trata de paciencia y fortaleza, quizás otra tostada de marlin te dé más claridad o ese caldito de camarón logre subirte la moral, pues solo estas a 100 km más. Piensas una mañana cualquiera en tu entrenamiento, la misma distancia de tu casa hacia el Lago de Chapala, lo haz hecho miles de veces, que más da.

Prepárate, viene la noche, coges tus cosas y los problemas técnicos de la lámpara quedan resueltos, estás listo, listo para seguir avanzando, listo para terminar tu reto.

Empieza nuevamente el recorrido, todos juntos, la gente los ve y se pregunta ¿en realidad vienen pedaleando desde Guadalajara? ríes por su incredulidad, pero te hace sentir orgulloso de lo que estás haciendo.

Avanzas, mientras el sol retrocede y la luna llena comienza a mirarte, ¿que es eso? tu corazón lo reconoce, es brisa marina, ya puedes oler la sal, el mar, la arena, pero antes nuevamente a subir, fuerte, inquebrantable, ¿pero que pasa? te has rezagado del primer grupo, te sientes pesado, cansado hasta este punto, las piernas no te duelen, arden, es algo que aún no se nombra, ¿te detendrás?, ¿de qué estás hecho?, ¿sufres?, ¿disfrutas?, una piedra te hace perder el ritmo y balance, te asustas por el miedo a caer, pero ¿agradeces a la piedra? sí, soltó tu adrenalina, todo el cuerpo se te puso frío y sudaste exageradamente, pero te dió un poco más de fuerza, sigue! sigue!, gritas por dentro. 

Suficiente, piensas que ya no puedes más, que ya se acaban tus fuerzas, pero aún trepas y trepas, esto se te hace interminable, de repente ves más luces, más brillante, son tus amigos de la barredora, te alientan con un sólo 100 mts más. Sabes lo que significa y ríes con decepción, pero eso te da un respiro, un nuevo aire, te apoyas en el marco de la puerta y preguntas entrecortadamente ¿falta mucho?, vuelven a decirte 100 mts más de subida, estas harto deberías estar en la playa disfrutando una bebida de colores y con sombrillita, pero estás ahí trepando, con las piernas adoloridas y por primera vez en el recorrido estas cansado, pero desde el auto una vez más escuchás, tu puedes! ya lo has hecho!, vamos!, dale!, dale!, no te quedes atrás!, cambias tu mente, te enojas contigo por sentirte débil, ese no eres tú, sacas fuerzas y te montas en palancas nuevamente, comienzas a poner más fuerza; espera, ¿que haces? Lo estás haciendo a tu manera!, uno a uno comienzas a rebasar a tus compañeros, estás furioso contigo, porque te sientes cansado, furioso por sentirte sin fuerzas, enojado porque la pendiente no termina, pero ¿que crees? ya termino esta subida.

Sigues unos cuantos kilómetros más, con mucha cadencia para relajar tus músculos, bebes agua, tratas de estirarte pues el asiento es cada vez más incómodo.

A oscuras, vas sobre la carretera, solo tu lámpara frontal y la luna te alumbran, a tu alrededor solo ves siluetas de palmeras y los autos que pasan a metros de ti, estás solo, delante de ti van unos cuantos fugados pero apenas distingues sus luces traseras, detrás otro grupo pero muy atrás, todo tu entorno son sombras, penumbra.

Voces, escuchas y crees que es tu música, incrédulo sigues adelante e ignoras, pero nuevamente repiten tu nombre, volteas solo la luna te acompaña, pero sigues no ves nada más que el camino, otra vez pero ahora más claro y un escalofrío te recorre el cuerpo, te inquieta, detienes tu música y no oyes nada más que el ambiente a tu alrededor, decides ignorar nuevamente reanudando tu música y justo en ese momento escuchas tu nombre fuerte y claro, pero no ves nada ni nadie cerca. ¿Que es? tu, el escéptico de esas cosas, está dudando, ¿acaso es el cansancio?, ¿de verdad lo escuchaste?, continúas solo ¿en verdad vas solo en medio de la noche en una carretera? De pronto tu lámpara te muestra los enigmas de la carretera, tres cruces blancas sobre el acotamiento, a unos cuantos una pequeña capilla de tu lado izquierdo, ¿que fue eso?, ¿de verdad paso?, no lo sabes y estás confundido pero lejos de asustarte sonríes y te emocionas porque es parte de tu aventura y se convierte en una anécdota más que contar.

Paras al ver a tus compañeros reagruparse en Tecomán, ya solo te quedan 50 km aproximadamente por recorrer, pero aún en tu mente estás buscando explicación al fenómeno sobrenatural de hace unos minutos.

Pláticas, te rehidratas, estás listo para el último estirón y preguntas como son las condiciones del camino, te lo dicen y sabes que es difícil, es subida nuevamente al final de tu camino, lo distraes con varias fotografías con tus amigos y compañeros de aventura.

Juntos reanudamos, nos convertimos en un tren humano, todos al mismo ritmo, misma velocidad, todos latiendo en sintonía, esto es rodar con grandes personas. Vamos uno a uno, hombro con hombro dejando atrás kilómetros, dudas, miedos.

Sin darte cuenta, avanzaste parte del último tramo, ahora comienza lo difícil, dos pendientes y con 265 km recorridos no será fácil, pero piensas: "No recorrí tantos kilómetros para renunciar aquí", alcanzas a dos de tus compañeros de equipo, viejos lobos de mar, te unes en fila india. De pronto otra postal de recuerdo, ahora cierra tus ojos y vuelve a vivir, "el cielo despejado con una pequeña nube, la luna llena brillante, un puente donde vas pasando, el olor a sal y mangle, abajo del puente el río y el reflejo de la luna en el, puedes sentirte alegre, relajado, feliz de hacer lo que amas". Debajo del puente un reflector te saluda, es un "lanchero" gritando y aplaudiendote: ¡eso es, falta poco! grita y agita el reflector de su barcaza.

Subes y subes, rebasas y te dicen: "más adelante hay otra subida", controlas tu ímpetu y vuelves al grupo, todos bien embalados, tu lámpara muestra batería en rojo quizás en unos momentos estés a oscuras, no te debes separar, justo llega el último reto y en el momento de comenzar haces tu cambio y tu cadena cae, te frustra, ¿por qué?, rápidamente gritas que esperen pero tu grito no es escuchado, te olvidas de ellos y acomodas la cadena en su lugar, te montas de nuevo en tu bicicleta y subes a reventarte rebasando algunos compañeros en bicicleta de ruta.

Solo piensas en una frase: "ellos trajeron una bicicleta de ruta, yo una de montaña pero la diferencia es que yo traje piernas", simplemente sonríes ya es lo último así llegas a la cima, así llegas a la entrada y ves el letrero que indica que has llegado a Manzanillo, esperas hasta el último compañero y junto ruedan los últimos kilómetros.



Se paran y despiden, no sin antes la fotografía de recuerdo y una medalla a tal honor, así termina tu aventura, llegando con quien te espera, llevando tu cuerpo al límite, después de vivir estas experiencias uno nunca vuelve a ser el mismo, ya no hay límites, las barreras quedan fuera de tu mente para siempre. Y simplemente terminas pedaleando nuevamente...

Con la luna a cuestas.

Por: Francisco Avilés 

Gracias a: Disidentes por la invitación y soporte. Equipo Pies Negros de Cámara Rodante (amigos y compañeros) Maru Reséndiz por el apoyo y espera Familia por las facilidades prestadas y apoyo incondicional. Amigos...

jueves, 16 de febrero de 2017

RETO CUMPLIDO DE PIES NEGROS:DE CÁMARA RODANTE: 270 KMS, GUADALAJARA . MANZANILLO.



Saludos estimados lectores,compañeros ciclistas, les contaré la historia del gran reto que aceptamos los Pies Negros de Cámara Rodante al nuestros amigos ciclistas DISIDENTES, que consistía rodar 270 kms desde la ciudad de Guadalajara hasta el puerto de Manzanillo, y así celebrar su aniversario.


Todo comenzó con semanas de anticipación, desde la convocatoria nos parecía una locura, pero al fin esas son las locuras que nos gustan, un poco de imposible, otro poco arriesgado y un tanto de ese peculiar.

“Nunca hicimos algo así” y provocó que el reto nos llamara cada vez más la atención, así convencidos entonces iniciamos

 
La primera parte fue la preparación logística, se hicieron un sinnúmero de adecuaciones logísticas, inscripciones y muchos planes para que toda la rodada fuera un éxito, la primera gran motivación fue irnos dando cuenta del gran número de participantes de diferentes equipos que se fueron congregando, a partir de eso, nos dimos cuenta que nuestro primer entrenamiento debía ser psicológico y más que otra cosa aprender a trabajar como equipo.

El segundo gran paso fue el entrenamiento físico, aprendimos a trabajar formaciones, cortes de viento, sprints y otras técnicas necesarias para practicar eficientemente el ciclismo de carretera y no solo eso, sino que cada quien mejoró sus dietas, hábitos y comenzamos a hacer más ejercicio de lo normal, algunos aún no nos sentíamos del todo preparados pero en fin … el reto tenía fecha pactada y no esperaba a nadie.


 
El gran día había llegado, habíamos preparado una gran hielera para llevar nuestras cosas, estábamos todos en el último momento antes de salir, todos corriendo de aquí a allá subiendo cosas alistando hasta el último detalle de la bicicleta, de la indumentaria, del abastecimiento, éramos todos un manojo de nervios.

El momento en el que arrancamos, se sentía la alegría del grupo y toda la frescura de nuestro ánimo, parecía que no sabíamos lo que íbamos a hacer, así pedalada a pedalada nos formamos, lo primero fue buscar a todos los nuestros (Pies Negros) y asegurarnos de ir cerca y así poder mantener nuestra formación.

 
Lo primero por afrontar fue una pequeña subida, enseguida una bajada también pequeña, algunos repechos y una bajada larga antes de entrar a la conocida Laguna Seca, que es atravesada por la carretera recta y plana, larga como para parecer eterna, ahí nos costó a todos más trabajo mantener la formación. Después de eso vino otra subida mediana y un tramo de 30 km hasta Cd. Guzmán, donde pudimos desayunar en el restaurante “El Molino” y pasear brevemente por la nueva ciclovía de la ciudad.

 
Reemprendido el viaje, seguimos por otro plano que más o menos daba la sensación de ir de bajada por un buen rato hasta que de pronto una terrible bajada que nos hizo sudar frío entre la alta velocidad y rodar junto a tráileres, camiones y todo tipo de moles metálicas, bólidos pasando al doble de tu velocidad, no es algo a lo que muchos estemos acostumbrados, pero es parte de los riesgos del camino y hubo que tomar mucho aire, agarrarse muy fuerte del manubrio y no perder la concentración.

 
Enseguida comenzaron las subidas más difíciles del camino, una inclinación difícil y por las horas que llevábamos rodando nos tomaron en el momento más caluroso del día, en solo ese tramo para muchos se nos fue más de la mitad de nuestras fuerzas y estábamos cerca del kilómetro 150 de los 270 necesarios

 
Pasando los obstáculos más difíciles seguimos hacia un larguísimo plano descendente con eventuales repechos pequeños que nos permitió ir muchísimo más rápido, recuperando la motivación y las fuerzas hasta llegar a colima, donde de nuevo pudimos detenernos a descansar y comer, por espacio de una hora descansamos las agotadísimas fuerzas.

 
El tramo final representó la máxima prueba de resistencia mental y sacar fuerzas de donde pudiéramos. Afrontamos el resto del camino ya anocheciendo, primero salir de Colima y enseguida una subida que ya nos cobraba las últimas bocanadas de aire, enseguida una peligrosa y serpenteante bajada hasta Tecomán, ya al nivel del mar nos enfrentábamos a la frustración de estar tan cerca y a la vez tan lejos, manteniendo una velocidad constante en un plano, solo el aviso de una última subida próxima nos daba la sensación de estar tan cerca por llegar.


Al llegar a esa última subida nos salieron fuerzas desconocidas y con todo lo que nos quedaba, nos jugamos una última apuesta por llegar lo más rápido posible a la cima y así corrimos como recién comenzada la rodada hasta llegar a la última cima, desde la cual solo tuvimos que ponernos cómodos para bajar hasta Manzanillo, al fin llegamos, más de 13 horas después, tras muchísimo camino y muchísimas aventuras personales, lo logramos.


 
Nos vemos el siguiente año!

 Agradecimientos especiales:

-Hugo Coutiño, por prestarme la bicicleta con la que pude completar el reto.

-Nancy Gómez, por su liderazgo y capitanía previo y durante el reto.

-Ana Perezlete, Alejandra Martínez, Elea Sandoval, Karina Vargas, Roxx Camacho, Lucy Barajas, Maru Reséndiz y a Antonio Navarro, por ser el staff que nos ayudó tanto en hacer posible este viaje de manera exitosa.

-José Larios, por su ayuda en todos los entrenamientos como nuestro coach.

-Nancy Gómez, Mónica LLaguno, Miguel Ángel Pérez, Gerardo Pérez, Christian Gutiérrez, Francisco Avilés, Luis García, Jaime Quevedo, Javier Quevedo, José Larios e Ismael Pulido por representar orgullosa y eficientemente a nuestro equipo: PIES NEGROS DE CÁMARA RODANTE!

Crónica Ismael Pulido.

miércoles, 15 de febrero de 2017

A FESTEJAR LOS 9 AÑOS DE CÁMARA RODANTE ENTRE CAÑA Y AGAVE, POR EL ARENAL, JALISCO. DOMINGTO 19 DE FEBRERO.


Cámara Rodante está de manteles largos, celebramos 9 años de promover el ciclismo de montaña y el biciturismo y por tal motivo te invitamos a una rodada entre la caña y el agave.por el poblado de El Arenal, Jalisco, conocido como la puerta de entrada a la Ruta del Tequila.

La cita es el domingo 19 de Febrero a las 7:00 am en Chedraui de Av. Vallarta y Av. Touluse. 

Importante la puntualidad, habrá 15 minutos de tolerancia, tiempo suficiente para acomodar las bicis. 

La ruta atraviesa por hermosas vistas de agave y campos de caña, una pequeña represa, cruzamos el rio Salado en La Primavera donde pueden darse un chapuzón, recorremos tres kilómetros por el acotamiento de una carretera y los tradicionales callejones de Arenal. Y al finalizar la rodada podrán degustar de las tradicionales bebidas del pueblo de Arenal en el bar los cantaritos de Arenal y así celebrar nuestro aniversario.

Distancia total aproximada: 36kms 

Nivel:  Desde novatos hasta avanzados...

El guía es Edgar Fidalgo.

Confirmen su participación solo vía correo electrónico a camararodante@hotmail.com

FAVOR DE CONFIRMAR SU PARTICIPACIÓN MENCIONANDO SI TIENEN CARRO O NO Y SI TIENEN, MENCIONEN A CUANTA GENTE PUEDEN LLEVAR CON TODO Y BICIS O SIN BICIS... Si alguien tienen alguna camioneta para transportar algunas bicicletas pues sería de gran ayuda. 

 MUCHA ATENCIÓN, BICICLETA DE MONTAÑA, CASCO Y GUANTES OBLIGATORIO. SI NO CUMPLEN CON ESTOS TRES REQUISITOS, CON TODO EL DOLOR DEL MUNDO, NO PODRÁN RODAR CON NOSOTROS...TODO ES POR LA SEGURIDAD DE USTEDES... MUCHAS GRACIAS...

Inicio de la rodada: 8:15 En Los Cantaritos.

Sugerencias: Muchas ganas de pedalear. Bicicleta de montaña en buen estado, bien aceitada la cadena y bien infladas las llanta. Casco y guantes obligatorio, ya que es por seguridad y protección. Cámara de repuesto. Herramienta si tienen. Ropa ligera y bloqueador. Llevar bastante agua o de ser posible suero, para evitar una deshidratacion, Galletas, fruta seca, fruta como manzana o plátano, semillas o en su defecto pueden llevar algún gel de carbohidratos o barra de energía.... Llevar celular.

OJO, MUY IMPORTANTE: CADA PARTICIPANTE EN NUESTRAS RODADAS, ES RESPONSABLE DE SU PROPIA SEGURIDAD FISICA, ASI COMO DE SU BICICLETA Y EQUIPO... TE RECOMENDAMOS QUE ANTES DE QUE ACEPTES RODAR CON NOSOTROS, TE HAGAS UN CHEQUEO MEDICO.... 

Cámara Rodante 

https://www.facebook.com/camararodante 
https://twitter.com/camararodante 
http://www.youtube.com/CAMARARODANTE

viernes, 10 de febrero de 2017

"A NADIE DEJAMOS ATRÁS" CRÓNICA DE JAMES TOMCAT


Un domingo más, una rodada más. Es lo que uno diría, siendo miembro de Cámara Rodante, pero la realidad es que cada rodada es diferente, aún cuando la ruta se ha hecho varias veces, este domingo no fue la excepción. Normalmente compañeros nuevos son los que narran su experiencia con Cámara, pero esta vez nos toca a los guías:


El día comenzó temprano, como siempre que rodamos con Cámara, pero más siendo guía de la rodada, ya que hay que estar antes y anticiparse para aquellos compañeros ciclistas que requieren apoyo con transporte, acomodarlos para salir a tiempo al punto de inicio, esta vez en Chapala.


Una vez acomodados todos, salimos en caravana rumbo a Chapala, llegamos y en el malecón frente al restaurant Acapulquito, nos preparamos. A veces uno no se da cuenta como nuestros alrededores van cambiando y ahí no fue la excepción, nos encontramos con un nuevo y amplio estacionamiento donde decidimos estacionar los carros; alguien preguntó si nos cobrarían, al no haber ninguna cerca que indicara que era privado o de pago pensamos que no, y ya casi listos para empezar la rodada, zaz! Que nos sale el cobrador de la nada y hace sus primeras colectas del día con el grupo, en fin. En el malecón tomamos la foto de salida y comenzamos la rodada tomando la ciclovía, el grupo no era muy grande, pero tampoco pequeño, lo que nos permitió rodar casi toda la ruta compactos.


La primera etapa fue ir visitando los diferentes malecones que hay entre Chapala y Jocotepec, el primero fue el Malecón San Antonio donde paramos por 10 minutos, admirar el paisaje, tomar algunas fotos y de ahí seguimos bordeando la ribera del lago, lo que nos permitió capturar buenas fotos rodando hasta el siguiente malecón, el de Ajijic. Y de ahí al siguiente de San Juan Cosala.


Algo muy agradable que escuche de varios ciclistas nuevos que nos acompañaban fue lo seguros que se sentían al rodar con Cámara rodante cuando nos escucharon decir: “A nadie se deja atrás”, y comprobarlo en el camino, algo que es tan cotidiano para los que rodamos en Cámara que a veces nos pasa desapercibido; varios de estos nuevos compañeros pertenecen al grupo local de ciclistas de Chapala: “Lake Nite Rides ChapalAjijic”


Nuevamente retomamos un poco de ciclovía para llegar a nuestro destino: El Malecón de Jocotepec, donde nos refrescamos con sus deliciosas nieves, botanas, y bebidas.


Algo súper importante es el trabajo en equipo, la coordinación para que el recorrido se lleve a cabo de manera segura, esto no pudo ser posible sin el apoyo de mis compañeros Juan de Dios, Francisco Javier y Omar (quien esta vez se lució como mecánico y barredora atendiendo a varios de nuestros compañeros) a quienes les quiero agradecer.


Ya de regreso agrupamos y tomamos la ciclovía a un paso con más cadencia para terminar en Chapala y degustar una rica comida en el restaurante Acapulquito.


Cámara Rodante es un grupo de amigos amantes de la bicicleta que nos solo organiza rutas de montaña,


también promueve el biciturismo en pueblos mágicos como Chapala, Tequila, Arenal, y varios más; te invito a que te unas en estas aventuras domingo a domingo y disfrutes de la bicicleta de una manera diferente.

Crónica de James Tomcat
Cámara Rodante

jueves, 9 de febrero de 2017

A RODAR A PUEBLITOS. INTERMEDIOS Y AVANZADOS. DOMINGO 12 DE FEBRERO



Cámara Rodante te invita este Domingo 12 de Febrero a rodar a Pueblitos, en donde encontraras paisajes maravillosos a lo largo de la rodada. Anímate y saca tu bici a pasear.

La cita es 7:00 am en el estacionamiento de Wal-Mart La Cima de avenida Tesistan, pasando Periférico

Los guías de la rodada serán Pedro Ponce y Edgar Fidalgo a su celular 3336670041, para cualquier duda y confirmar vía correo electrónico camararodante@hotmail.com

La localidad de Los Pueblitos está situado en el Municipio de San Cristóbal de la Barranca, aquí en el Estado de Jalisco. Son alrededor de 289 habitantes y está a 1240 metros de altitud. Nivel de ruta: Intermedio, no principiantes.

La ruta consta de dos partes: La primera parte es una ruta tranquila de 17 kms por terracería con algunas subidas y bajadas sencillas, para llegar a Pueblitos. Y en Pueblitos se inicia la segunda parte para los que tengan más galleta y desean bajar al Rio Santiago, son aproximadamente 7 km de descenso. Al llegar fotografiamos, un leve descanso y regresamos a buen ritmo para de ahí incorporarnos con el grupo que nos espera en Pueblitos y así regresar todos juntos al punto de partida.
Los que gusten la rehidratación y botana será en el campestre de Brandon Castro sobre la carretera a la altura de Copalita.

Recomendaciones:

AUNQUE DUELA DECIRLO, SI NO TIENES BICICLETA DE MONTAÑA, CASCO, GUANTES Y CÁMARA DE REPUESTO NO PODRÁS UNIRTE CON NOSOTROS A LA RODADA, ES OBLIGATORIO, SIMPLEMENTE ES POR TU SEGURIDAD. *Credencial de emergencia, entra al link y sigue la instrucciones: http://camararodante.blogspot.com/2011/07/ya-esta-aqui-la-credencial-de.html *La bicicleta de montaña en buen estado, bien aceitada la cadena y bien infladas las llantas. *Cámaras de repuesto, herramienta si tienen. *Cámara fotográfica o de video. *Un par de botes de agua o de ser posible mochila de agua. *Galletas, fruta seca, fruta como manzana o plátano, semillas para el pic nic.. o en su defecto pueden llevar algún gel de carbohidratos o barra de energía. *Llevar celular. *Bloqueador y ropa ligera pues ya hace intenso sol. *Favor de ser puntual a la cita y con muchas de ganas de pedalear y de divertirse.

ATENCIÓN: CADA PARTICIPANTE EN NUESTRAS RODADAS, ES RESPONSABLE DE SU PROPIA SEGURIDAD FÍSICA, ASÍ COMO DE SU BICICLETA Y EQUIPO... TE RECOMENDAMOS QUE ANTES DE QUE ACEPTES RODAR CON NOSOTROS, TE HAGAS UN CHEQUEO MEDICO....

Gracias y nos vemos el domingo y recuerda ser puntual. 

Cámara Rodante 

https://www.facebook.com/camararodante 
https://twitter.com/camararodante 
https://www.instagram.com/camararodante/ 
http://www.youtube.com/CAMARARODANTE
https://www.strava.com/clubs/camararodante

jueves, 2 de febrero de 2017

"SALIMOS JUNTOS Y REGRESAMOS JUNTOS" CRÓNICA DE ALEJANDRO MUÑOZ.


Mi nombre es Alejandro y soy padre de una integrante de Cámara Rodante; comento esto porque a pesar de muchas invitaciones por parte de mi hija para rodar con el grupo, siempre encontró negativas de mi parte para ir a rodar, ya saben, “está muy lejos”, “es muy temprano”, “hace frío”, “esa rodada no es para novatos”.

Pero se alinearon los astros y el día sábado 28 de enero me invitó a rodar en el Bosque de la Primavera (cerca de casa) y para NOVATOS. Obviamente no acepté, pero el domingo a las 7:00 de la mañana me levanté para ir a rodar.

Salimos de casa aproximadamente a las 7:40 am para recorrer dos kilómetros y estar un poco antes de las 8:00 en la entrada de la Primavera por Mariano Otero. A reserva de que no conocía a los integrantes de Cámara Rodante, creo que fuimos de los primeros en llegar.


Poco a poco se fue consolidando el grupo y fui presentado por mi hija con sus compañeros que se veían ansiosos por empezar el recorrido, un tanto motivados por el hecho de rodar y otro tanto por el frío. Nos tomamos la foto del grupo y arrancamos.


Después de saludar a James, recuerdo haber comentado, “donde me canse me regreso” creo que aquí fue donde falló mi estrategia. Porque James dio las indicaciones, nos advirtió que era una rodada contemplativa. Empezamos a rodar por un empedrado y posteriormente por una terracería ambos de subida. A partir de aquí tuve marca personal “salimos juntos y regresamos juntos” recuerdo todavía las palabras de James.


El primer punto de reunión fue el ocho y medio, lugar donde acaba la pendiente. Durante este trayecto conté con el apoyo de mi hija y de James que me ayudaron a administrar mi ritmo para el ascenso y uno que otro ajuste a mi bicicleta, como la altura del asiento o cómo manejar los cambios de mi bicicleta, siempre me animaron hasta llegar al punto denominado el ocho y medio, donde los más experimentados ya nos esperaban.


A partir de aquí empecé a disfrutar el recorrido, ya que a pesar de haber recorrido este tramo en otras ocasiones, en esta rodada llegue hasta el ocho y medio en menor tiempo, con un menor número de descansos, por lo que concluyo que los consejos y las palabras de ánimo surtieron efecto, además sabía que a partir de aquí el camino no sería tan sinuoso.

Después de un breve descanso, proseguimos por una terracería rodeada de encinos y una que otra granja; conforme rodábamos por ese camino con pocas pendientes y una que otra subida el paisaje boscoso fue más eminente.


El siguiente punto de encuentro fue en la Estación Bicicleta, para no variar, el que hace este relato con su sobrepeso y 50 años de edad, llegó al último. En este punto rompí mi record personal, nunca había llegado tan lejos, estaba tentado a regresar pero recordé la frase: “Salimos juntos y regresamos juntos”, además no me sentía tan cansado y sabía que tenía que seguir rodando, tal cual lo manda “José Alfredo Jiménez” en su canción de El Rey.


Proseguimos por una bajada al paraje la Hermosísima, rodeado de pinos y de encinos hasta llegar a una brecha un poco más técnica, al menos para mí, por ser una bajada empinada para llegar a “El Kinder”, por fin, dije el final del recorrido, pero en realidad fue la mitad del recorrido, pues faltaba el regreso; ahí descansamos un momento disfrutando el paisaje, un pequeño valle dedicado al cultivo del maíz rodeado de montículos con pinos y encinos.


Al poco tiempo, el regreso comenzó y lo que fue bajada se convirtió en subida, ni hablar, sabía que tenía que regresar, así que me relaje y pedalee, ya que en ese momento ya tenía idea del camino que se debía de recorrer, no quedó más que rodar siempre con el apoyo y marca personal de Vicky Victoria y James.


El resto del grupo, se desvió para tomar la ruta de la Vaca Muerta, tramo que según entiendo tiene su dificultad técnica, por lo que yo me conformé por seguir por el camino principal, ya con huellas de cansancio,

James me animaba diciendo que llegando a la civilización me tomaría unas cervezas frías, hasta que por fin llegamos de regreso al ocho y medio, donde todo fue cuesta abajo, devuelta después de los consejos de James bajamos hasta llegar a la entrada principal, donde se reagruparon algunos de los miembros de Cámara Rodante para posteriormente reunimos en una tienda, donde me despedí para poder irme a casa.


El cansancio no me dejó despedirme de todos y de agradecer a los organizadores de Cámara Rodante esta experiencia que sin duda tendré que repetir, con un poco más de condición y en otra rodada para novatos para combinar mi gusto por la naturaleza y la oportunidad de hacer algo de ejercicio.

Por Alejandro Muñoz
Cámara Rodante.

martes, 31 de enero de 2017

A RODAR POR LA RIBERA DE CHAPALA, EL DESTINO: JOCOTEPEC. DOMINGO 5 DE FEBRERO. 7:00AM PARQUE ALCALDE



Para los que no van al paseo a San Blas, Nayarti, Cámara Rodante los invita el domingo 5 de Febrero hacer biciturismo por la Ribera de Chapala- Un recorrido ida y vuelta de Chapala - Jocotepec, visitando los malecones.

 Es una rodada para novatos, pero que ya hayan rodado algo de montaña. Importante, si van intermedios y / o avanzados favor de adaptarse al ritmo de los novatos, será en un paso contemplativo, se paciente y acompañarlos, como lo que es siempre nuestra filosofía, sin dejar a nadie atrás.

La cita es a las 7:0am a las afueras del Parque Alcalde, (Jesús García y Santa Mónica) de ahí nos vamos en carros en caravana hacia al poblado de Chapala, Jalisco.




FAVOR DE CONFIRMAR SU PARTICIPACIÓN A camararodante@hotmail.com MENCIONANDO SU NOMBRE COMPLETO, TELÉFONO, Y SI TIENEN CARRO O NO. Y SI TIENEN, MENCIONEN A CUANTA GENTE PUEDEN LLEVAR CON TODO Y BICIS O SIN BICIS...

Importante la puntualidad, habrá 15 minutos de tolerancia, tiempo suficiente para acomodar las bicis.

Los guías de la rodada son James Tomtcat, cualquier duda comunicarse a su celular 3338413600 y Francisco Javier Casillas 

Ruta: El objetivo es iniciar desde Chapala pasando por los diferentes malecones, como Ajijic, San Juan Cosala, entre otros y llegar hasta el poblado de Jocotepec y todo esto rodando por brecha para así retornar por los tramos de la ciclopista y terminar nuevamente en Chapala.

Distancia aproximada de recorrido (ida y vuelta) : 53 Kilometros 

El inicio de la rodada: será a las 8:30am frente al Restaurante Acapulquito, ubicado en la calle Paseo Ramón Corona # 28. Se tiene pensado comer en dicho restaurante, para que lleven dinero y el regreso se estima a las 15:00pm aproximadamente, para que consideren eso o pidan permiso o inviten a su gente a comer en Chapala.

Recomendaciones:

AUNQUE DUELA DECIRLO, SI NO TIENES BICICLETA DE MONTAÑA, CASCO Y GUANTES, NO PODRÁS UNIRTE CON NOSOTROS, ES OBLIGATORIO, SIMPLEMENTE ES POR TU SEGURIDAD. - Credencial de emergencia, entra al link y sigue la instrucciones: http://camararodante.blogspot.com/2011/07/ya-esta-aqui-la-credencial-de.html -Casco y guantes obligatorio. -La bicicleta de montaña en buen estado, bien aceitada la cadena y bien infladas las llantas. -Cámaras de repuesto, herramienta si tienen. -Bastante agua. suero oral (electrolit) -Bloqueador para evitar quemaduras por el sol -Galletas, fruta seca, fruta como manzana o plátano, semillas para el pic nic.. o en su defecto pueden llevar algún gel de carbohidratos o barra de energía. -Llevar celular. +Cámara fotográfica -Favor de ser puntual a la cita y con muchas de ganas de pedalear y de divertirse.

ATENCIÓN: CADA PARTICIPANTE EN NUESTRAS RODADAS, ES RESPONSABLE DE SU PROPIA SEGURIDAD FÍSICA, ASÍ COMO DE SU BICICLETA Y EQUIPO... TE RECOMENDAMOS QUE ANTES DE QUE ACEPTES RODAR CON NOSOTROS, TE HAGAS UN CHEQUEO MEDICO....

Gracias y nos vemos el Domingo

Saca tu bici a pasear.

Cámara Rodante

https://www.facebook.com/camararodante
https://twitter.com/camararodante
https://www.instagram.com/camararodante/
http://www.youtube.com/CAMARARODANTE
https://www.strava.com/clubs/camararodante



jueves, 26 de enero de 2017

DE CORAZÓN A CORAZÓN. CRÓNICA DE VÍCTOR IBARRA DE LA RODADA A TORRE 3.


Eran las 6 de la madrugada. Tiempo para despertar e iniciar mi primera aventura del año con Cámara Rodante. Aunque sólo había dormido tres horas, después de festejar a las cumpleañeras Vanesa y Karla, el frío que se sentía en el ambiente hizo que me despertara por completo.

Salimos desde el corazón del Barrio del Santuario, mi hermano Carlos, mi sobrino Omar Loera, James y yo, rumbo a la conquista de la Torre 3 en el corazón del Bosque de la Primavera. 70 kilómetros en total, ida y vuelta.
 

Al recorrer las calles solitarias de Guadalajara, las manos se me fueron congelando bajo los 3° C que marcaba el termómetro. Cada bache recordaba que la aventura había iniciado y teníamos que estar alertas.

Después de recorrer bajo las luces de los faroles el laberinto de la jungla de asfalto, llegamos al punto de reunión, a la entrada del Bosque de la Primavera, llamado Postes. Aproveché que alguien preparaba un té, para calentar mis manos, y con la ayuda del sol que ya había aparecido, se me fueron descongelando.

En ese lugar nos encontramos con más de 40 ciclistas que recorrerían esta ruta con Cámara Rodante. Todos nos congregamos para escuchar a las indicaciones y recomendaciones a seguir. ¡A disfrutar se ha dicho!


El bosque nos recibió con una pendiente cuesta arriba de 5 kilómetros y medio, en un camino empedrado, apto para remover todas las partes de tu cuerpo. Al llegar al lugar, precisamente llamado ocho y medio, algunos ciclistas que subieron en coche hasta ahí, se unieron al recorrido.

Y ahí inició la segunda parte de la ruta por el bosque, que yo le llamaría “Puedes entrar”, la cual fue una bajada prolongada en un camino amplio y disfrutable, que después de regreso se convierte en la parte conocida llamada “Sal si puedes”. Omar, con sus 16 años de juventud y habilidad, salió disparado como una bala y ya no lo vi hasta mucho después.


No encontraba la Puerta Verde, que nos dieron como señal, incluso algunos creíamos que ya la habíamos pasado y nos regresamos, a esperar a alguien conocido de Cámara, y fue cuando a lo lejos se escuchaba el sonido de los Rolling Stone, y al acercarse me di cuenta que era el inconfundible y alegre Mayester, quien me saludó afectuosamente, y nos dijo que todavía faltaba un buen tramo para llegar a la Puerta. Así que lo seguimos hasta llegar a ella.


Al atravesar la, literalmente, puerta de metal verde, entramos a un camino a las entrañas del bosque de 7 kilómetros cuesta arriba. Pero ese recorrido era un disfrute para la mirada, para el cuerpo y para el corazón, al ver el bosque tan lleno de vida, y así me revitalizaba a pesar del esfuerzo constante que fue subir esta colina, al respirar auténtico oxígeno puro, y respirar también el aire de camaradería y apoyo que distingue a los que se integran a Cámara Rodante, incluso desde su primera rodada, como lo pude constatar.

Ese camino estuvo lleno de obstáculos, tales como una piedra de cinco metros que obstruía casi todo el camino; un gran árbol obstruía más adelante otra parte de la vía; tierra suelta, que hacía más difícil el rodar, como si estuviéramos en la playa o en el desierto.

Pero todos estos obstáculos eran superables con el apoyo y el ánimo que se recibía de las compañeras y compañeros de recorrido, y también con el chocolate que el Mayester y Carlos compartieron. 

Finalmente escuché una voz que decía: “Ahí está la Torre”. Era Carlos, mi hermano. No alcancé a verla con el afán que tenía de llegar. Unos metros más adelante llegamos al final del camino. Ahí había un venero, del cual probé la deliciosa y preciado líquido que nos ofrecía, surgido de la Madre Tierra.

En ese lugar dejamos la bici y subimos caminando por cien metros por una pendiente de casi 45° hasta llegar a la famosa Torre 3. ¡Reto superado!


Al verla, el júbilo de los que llegamos no se hizo esperar. Atrás quedó el esfuerzo acumulado, para lograr esta meta y se convirtió en pura energía conectada con el cielo.

Subimos esa escalera verde de caracol, al punto más alto posible para poder admirar la majestuosidad del bosque y los cerros que lo rodeaban. Nos sentíamos en el corazón del bosque. Fotos por doquier. Ahí estaba Omar, alegre como siempre, a quien no le había visto ni el polvo.


Alzamos los brazos, que como antenas conectábamos con la energía que se percibía en el maravilloso lugar, satisfechos de haber logrado vivir esta experiencia, que no había terminado. Una vez que desahogamos el gusto de haber llegado, inició el regreso. Tomamos las últimas fotos. Muchas.


Ahora fueron 7 kilómetros de bajada, por esos caminos sinuosos y llenos de tierra y piedra suelta. Los bajamos a toda velocidad. Y ahí iniciaron algunos contratiempos. Uno de ellos me ocurrió a mí. En una bajada muy empinada, caí de la bici, pero mi instinto gatuno, hizo que cayera de pie y siguiera corriendo, afortunadamente.


Al Mayester lo que le ocurrió es que la cadena de su bici se le rompió, pero el apoyo de la gente de retaguardia lo sacó de ese aprieto. Otra persona se equivocó de camino, y rodó por la vía larga, hasta que se dio cuenta y regresó, pero con algunos kilómetros más de esfuerzo.


Así fue hasta que llegamos hasta Puerta Verde, donde luego de retomar algo de aire, recorrimos la parte llamada “Sal si puedes”, que fue una pendiente cuesta arriba, no muy pronunciada, pero sí muy larga, que hizo el regreso interminable.

Mis piernas las sentía cada vez más pesadas, pero el ánimo que recibía hizo que diera el resto para llegar hasta el 8 y medio. Un trago de gatorade, que me ofrecieron me supo a gloria.


Como rayo bajamos por esos 5 kilómetros, hasta llegar a Postes. Desde una hora atrás, yo ya tenía en mente el lonche que mi estómago me pedía. Afortunadamente alcancé de los últimos que había. Se me hizo realidad, junto con una chela para recuperar las fuerzas. Un rato de charla con los cuates experimentados de Cámara como Édgar, hizo del final de este recorrido, una invitación a seguir por este camino. Y así lo voy a hacer, este año.



Ya sólo faltaba recorrer los últimos 15 kilómetros rumbo al Barrio del Santuario, con una ciudad a medio llenar, de bajada, con el sol acompañándonos, y sobre todo dichosos de sentir el corazón lleno de vida.

Gracias Cámara Rodante. Gracias Ara por la bici. Gracias, Carlos.

Por Víctor Ibarra
Cámara Rodante